Asociación Compostelana de Niños y Niñas Hiperactivos

 

CAUSAS DE TDAH

Existen fuertes evidencias de la presencia de un desorden fisiológico a nivel de unos neurotransmisores llamados catecolaminas, aunque todavía no se han determinado las causas precisas sobre su origen se relaciona con un desequilibrio químico denominado dopamina y en menor medida con otro llamado noredronalina. La dopamina se considera como el neurotransmisor fundamental involucrado en TDAH y encargado de ligar en el cerebro los ganglios basales y la corteza frontal.

Existe es un consenso mayoritario en la aceptación de ser un trastorno de origen neurobiológico y de probable transmisión genética.

Estudios recientes reconocen que el TDAH es una limitación compleja del desarrollo de las "funciones ejecutivas", relacionadas con el centro de control y administración cerebral.

Causas o factores no genéticos como desordenes ambientales, mala dieta, lesiones cerebrales, problemas en el embarazo o parto, se pueden tener en cuenta en un porcentaje muy bajo y no son determinantes, sin embargo, una población de riesgo para descubrir el TDAH son los padres y hermanos de niños con TDAH. Que uno de los padres lo sufra multiplica por 8 el riesgo del niño de tener el TDAH.

Causas ambientales como el entorno psico-social del niño, el ambiente que le rodea, una enseñanza deficiente, situación económica y familiar de los padres, pueden influir en muchos de los síntomas y empeorar el diagnóstico, pero no suelen ser considerados como causa que genera el TDAH.